Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrevista con director general de Merck Sharp & Dohme (MSD) de México

Miguel Ángel Pallares Gómez

La segunda compañía farmacéutica más grande en México y a nivel mundial, Merck Sharp & Dohme (MSD) busca acelerar el acceso a la vacuna del Virus de Papiloma Humano (VPH), la cual previene el riesgo de desarrollar cáncer cérvico-uterino.
En entrevista para EL FINANCIERO, Tim Davaler, director general de MSD en nuestro país, informó que el acuerdo firmado el pasado 30 de agosto con Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (Birmex) incluye la manufactura y distribución de vacunas a nivel nacional. “Este acuerdo incluye varias fases, la primera etapa se enfocará a la distribución de vacunas en el país desde el sector público”, explicó.


Resaltó que “existen oportunidades cuando trabajamos juntos (gobierno y empresa) en programas para mejorar el acceso a medicamentos y vacunas para los mexicanos. En nuestro caso, existe un área en la compañía que se enfoca a expandir el acceso de medicamentos en el sector popular”.

El acuerdo de MSD con Birmex contempla la aplicación de la vacuna contra el VPH a todas las niñas de nueve años de edad a partir del primero de enero de 2012. Según datos de la Secretaría de Salud (Ssa) entre 2008 y 2010 el sector vacunó a un millón 125 mil 449 niñas o adolescentes contra el virus.

El directivo destacó que pese al esfuerzo de MSD por aumentar el acceso a medicamentos, padece retrasos en la aprobación de registros sanitarios por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). “Tardan mucho tiempo en la aprobación de nuevos productos, los cuales pueden salvar las vidas de mexicanos”, aseveró.

Consideró como un riesgo el hecho de esperar de 18 hasta 24 meses para la autorización de los registros. “Los pacientes que necesitan nuevos tratamientos no los reciben a buen tiempo. Ese es un riesgo”, puntualizó.

Siete medicamentos de MSD se encuentran en la última fase para poder ser introducidos al mercado nacional, de un total de 37 fármacos que tiene en espera, precisó Davaler. “Por ejemplo, el producto para el padecimiento de la Hepatitis C recibió la aprobación de Estados Unidos y Europa”, sin embargo, en México todavía no es autorizado, dijo.

En ese sentido, indicó que pese a los esfuerzos de Mikel Arriola, titular de la Cofepris, por aminorar los retrasos, todavía falta mucho por hacer. Pese a los atrasos, MSD prevé lanzar un nuevo producto en el último trimestre del año, el cual se aplicará en pacientes que hayan sido anestesiados para contrarrestar los efectos del adormecimiento.

Asimismo, la compañía planea lanzar diez productos innovadores para el siguiente año, los cuáles se enfocarán a diferentes áreas, entre ellas, salud femenina e infecciones. En 2010, MSD tuvo ventas por 750 millones de dólares, y creció 7 por ciento con respecto a 2009. Su participación en el mercado mexicano es alrededor del 8 por ciento.

Cambios dañinos
Actualmente otro problema contemplado por MSD es la sustitución de medicamentos hecho por los empleados de farmacias. Se trata de un intercambio de medicinas sugerido por trabajadores de dichos establecimientos, sin tener la autorización del médico. “Los médicos toman una decisión sobre cuál es el medicamento que necesita su paciente.

Es muy importante que las farmacias respeten las recetas; es un riesgo el cambio de productos de la receta, eso es sólo una decisión del médico”, abundó. Para este año tomando en cuenta la situación económica global, el ejecutivo previó terminar con un crecimiento mayor al del mercado –que estima entre uno y 2 por ciento anual–.

Para el primer trimestre de 2011, MSD registró un crecimiento de 5 por ciento en ventas. Al ser cuestionado sobre los efectos de una posible crisis en Estados Unidos, el directivo recalcó que aunque en general podría haber un impacto en la mayoría de los sectores, se enfoca en terminar este año con un crecimiento mayor al del mercado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 1 de diciembre de 2011

Entrevista con director general de Merck Sharp & Dohme (MSD) de México

Miguel Ángel Pallares Gómez

La segunda compañía farmacéutica más grande en México y a nivel mundial, Merck Sharp & Dohme (MSD) busca acelerar el acceso a la vacuna del Virus de Papiloma Humano (VPH), la cual previene el riesgo de desarrollar cáncer cérvico-uterino.
En entrevista para EL FINANCIERO, Tim Davaler, director general de MSD en nuestro país, informó que el acuerdo firmado el pasado 30 de agosto con Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (Birmex) incluye la manufactura y distribución de vacunas a nivel nacional. “Este acuerdo incluye varias fases, la primera etapa se enfocará a la distribución de vacunas en el país desde el sector público”, explicó.


Resaltó que “existen oportunidades cuando trabajamos juntos (gobierno y empresa) en programas para mejorar el acceso a medicamentos y vacunas para los mexicanos. En nuestro caso, existe un área en la compañía que se enfoca a expandir el acceso de medicamentos en el sector popular”.

El acuerdo de MSD con Birmex contempla la aplicación de la vacuna contra el VPH a todas las niñas de nueve años de edad a partir del primero de enero de 2012. Según datos de la Secretaría de Salud (Ssa) entre 2008 y 2010 el sector vacunó a un millón 125 mil 449 niñas o adolescentes contra el virus.

El directivo destacó que pese al esfuerzo de MSD por aumentar el acceso a medicamentos, padece retrasos en la aprobación de registros sanitarios por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). “Tardan mucho tiempo en la aprobación de nuevos productos, los cuales pueden salvar las vidas de mexicanos”, aseveró.

Consideró como un riesgo el hecho de esperar de 18 hasta 24 meses para la autorización de los registros. “Los pacientes que necesitan nuevos tratamientos no los reciben a buen tiempo. Ese es un riesgo”, puntualizó.

Siete medicamentos de MSD se encuentran en la última fase para poder ser introducidos al mercado nacional, de un total de 37 fármacos que tiene en espera, precisó Davaler. “Por ejemplo, el producto para el padecimiento de la Hepatitis C recibió la aprobación de Estados Unidos y Europa”, sin embargo, en México todavía no es autorizado, dijo.

En ese sentido, indicó que pese a los esfuerzos de Mikel Arriola, titular de la Cofepris, por aminorar los retrasos, todavía falta mucho por hacer. Pese a los atrasos, MSD prevé lanzar un nuevo producto en el último trimestre del año, el cual se aplicará en pacientes que hayan sido anestesiados para contrarrestar los efectos del adormecimiento.

Asimismo, la compañía planea lanzar diez productos innovadores para el siguiente año, los cuáles se enfocarán a diferentes áreas, entre ellas, salud femenina e infecciones. En 2010, MSD tuvo ventas por 750 millones de dólares, y creció 7 por ciento con respecto a 2009. Su participación en el mercado mexicano es alrededor del 8 por ciento.

Cambios dañinos
Actualmente otro problema contemplado por MSD es la sustitución de medicamentos hecho por los empleados de farmacias. Se trata de un intercambio de medicinas sugerido por trabajadores de dichos establecimientos, sin tener la autorización del médico. “Los médicos toman una decisión sobre cuál es el medicamento que necesita su paciente.

Es muy importante que las farmacias respeten las recetas; es un riesgo el cambio de productos de la receta, eso es sólo una decisión del médico”, abundó. Para este año tomando en cuenta la situación económica global, el ejecutivo previó terminar con un crecimiento mayor al del mercado –que estima entre uno y 2 por ciento anual–.

Para el primer trimestre de 2011, MSD registró un crecimiento de 5 por ciento en ventas. Al ser cuestionado sobre los efectos de una posible crisis en Estados Unidos, el directivo recalcó que aunque en general podría haber un impacto en la mayoría de los sectores, se enfoca en terminar este año con un crecimiento mayor al del mercado.