Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrevista al director general de la Canifarma

Miguel Ángel Pallares Gómez

La industria farmacéutica se enfrenta a dos problemas a escala nacional: el robo de medicamentos tras la escalada de violencia e inseguridad en el país y la falsificación de fármacos en mercados informales o tianguis.
El director general de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), Rafael Gual Cosío, estimó que 10 por ciento de los productos ofrecidos en el mercado nacional son falsificados.
Precisó, en entrevista, que ante la producción pirata la industria farmacéutica ha aumentado sus elementos de seguridad con hologramas, sellos y tintas invisibles, entre otras estrategias. "Aunque no existe hasta el momento forma de medir el número de productos ilegales, nos apegamos a lo dicho por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de acuerdo con sus cifras respecto a México (10 por ciento)", precisó.


Asimismo, comentó, el robo al transporte de medicamento ha crecido en los últimos años, y aunque dijo no es un problema específico en el sector, ya están en busca de mecanismos para frenar los hurtos. Futuro en biotecnológicos.

En otro orden de ideas, Gual Cosío aseguró que el potencial de la industria se encuentra en los medicamentos biotecnológicos y que falta realizar una mayor investigación para desarrollar innovaciones.

Aseguró que los medicamentos biotecnológicos serán el "eje rector de la industria" en un futuro cercano por ser "medicamentos altamente especializados, más inteligentes para atacar la enfermedad desde su origen, pero sobre todo por disminuir un alto porcentaje de los efectos secundarios en el paciente", afirmó.

Una de las desventajas de estos medicamentos, señaló, es que hasta ahora son más costosos y, por lo tanto, el valor de un tratamiento global, incluyendo la hospitalización, es alto.

Referente al tema de medicamentos genéricos, consideró como natural la disminución en ventas y producción de medicamentos de patentes en el mercado nacional, como sucede en otros países. Afirmó que para 2014 el 70 por ciento de productos que se vendan en el mercado serán genéricos.

Por otra parte, el directivo señaló que la industria tiene tres prioridades: coadyuvar con la autoridad sanitaria para aminorar el atraso en trámites; buscar que el sector sea visto como un nicho para el desarrollo económico del país, y por último, garantizar el acceso equitativo a los insumos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 27 de noviembre de 2011

Entrevista al director general de la Canifarma

Miguel Ángel Pallares Gómez

La industria farmacéutica se enfrenta a dos problemas a escala nacional: el robo de medicamentos tras la escalada de violencia e inseguridad en el país y la falsificación de fármacos en mercados informales o tianguis.
El director general de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), Rafael Gual Cosío, estimó que 10 por ciento de los productos ofrecidos en el mercado nacional son falsificados.
Precisó, en entrevista, que ante la producción pirata la industria farmacéutica ha aumentado sus elementos de seguridad con hologramas, sellos y tintas invisibles, entre otras estrategias. "Aunque no existe hasta el momento forma de medir el número de productos ilegales, nos apegamos a lo dicho por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de acuerdo con sus cifras respecto a México (10 por ciento)", precisó.


Asimismo, comentó, el robo al transporte de medicamento ha crecido en los últimos años, y aunque dijo no es un problema específico en el sector, ya están en busca de mecanismos para frenar los hurtos. Futuro en biotecnológicos.

En otro orden de ideas, Gual Cosío aseguró que el potencial de la industria se encuentra en los medicamentos biotecnológicos y que falta realizar una mayor investigación para desarrollar innovaciones.

Aseguró que los medicamentos biotecnológicos serán el "eje rector de la industria" en un futuro cercano por ser "medicamentos altamente especializados, más inteligentes para atacar la enfermedad desde su origen, pero sobre todo por disminuir un alto porcentaje de los efectos secundarios en el paciente", afirmó.

Una de las desventajas de estos medicamentos, señaló, es que hasta ahora son más costosos y, por lo tanto, el valor de un tratamiento global, incluyendo la hospitalización, es alto.

Referente al tema de medicamentos genéricos, consideró como natural la disminución en ventas y producción de medicamentos de patentes en el mercado nacional, como sucede en otros países. Afirmó que para 2014 el 70 por ciento de productos que se vendan en el mercado serán genéricos.

Por otra parte, el directivo señaló que la industria tiene tres prioridades: coadyuvar con la autoridad sanitaria para aminorar el atraso en trámites; buscar que el sector sea visto como un nicho para el desarrollo económico del país, y por último, garantizar el acceso equitativo a los insumos.