Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrevista con director general de Coca Cola de México

Miguel Ángel Pallares Gómez

El sistema Coca-Cola en México factura más de 12 mil millones de dólares anuales, de los cuales dos mil 500 millones son márgenes para los detallistas y mil millones de dólares se pagan en concepto de impuestos, reveló Francisco Crespo, presidente de Coca-Cola de México.

En entrevista con EL FINANCIERO, el directivo detalló que la cadena de valor de la empresa refresquera paga más de mil millones de dólares en salarios a sus más de cien mil colaboradores directos y tiene costos de producción que van en el orden de los cinco mil millones de dólares.

El sistema incluye nueve grupos embotelladores y a Jugos del Valle, que cuentan con 68 plantas embotelladoras, 356 centros de distribución y 1.4 millones de puntos de venta.

“En los últimos cinco años, hemos sido capaces de crecer más rápido que la economía y debemos de ser capaces de crecer más rápido que la actividad económica.

“El principal reto para la compañía es crecer y el sistema –con los embotelladores– hemos estado invirtiendo del orden de mil millones de dólares; este año estaremos invirtiendo en ese mismo orden”, abundó Crespo.

México representa doce por ciento de las ventas de Coca-Cola a nivel mundial y es el segundo mercado más importante para la compañía.

La visión de Francisco Crespo al frente del gigante refresquero es convertirse en un ejemplo de clase mundial de capitalismo sustentable. “Es decir, un sistema que genera valor económico para todos los componentes, clientes, proveedores, los que ayudan con sus insumos y para la sociedad”, añadió.

El ejecutivo, quien asumió el cargo en enero de 2013, agregó que si las reformas estructurales “empiezan a liberar a México y lo hacen un país más productivo”, el corporativo a nivel mundial podría revisar su plan de inversión en el país y acelerarlo conforme a las necesidades de crecimiento.

“Nosotros hacemos planes a cinco y a diez años, lo que vamos a tener que hacer es traer más rápido esa inversión, porque sí crecemos más rápido vamos a tener que aumentar la capacidad instalada más rápidamente”, indicó.

Potencial

En cuanto a sus planes relacionados con recientes adquisiciones, Francisco Crespo previó que será en 2014 cuando estará “a toda máquina avanzando” el proceso de expansión de Santa Clara, ya que hasta la primera mitad de este año se realizará un análisis de la situación y en el segundo semestre comenzará el desarrollo del plan.

“Queremos multiplicar por diez a Santa Clara, pero para multiplicar vamos a tener que invertir en capacidad y hacer cosas que tal vez no nos son tan familiares como el desarrollo de las tiendas”, declaró.

Los equipos de frío y la distribución del producto serán dos factores en los que pondrá énfasis la compañía, añadió Crespo y comentó que probablemente explorarán otros canales además de las tiendas para llevar los helados y leche Santa Clara a los consumidores.

Al hablar de Jugo del Valle, el directivo dijo que Coca-Cola ha duplicado el valor de la marca, que factura más de un millón de dólares, y “eso se ha hecho a través de más clientes y poner el producto al alcance de los consumidores mexicanos, además de la innovación, empaques, productos y sabores.

Sobre la marca de café Black, Crespo precisó que han colocado diez mil máquinas en el mercado y dijo que se analizarán otras versiones para que el producto esté disponible al consumidor.

Coca-Coca cuenta con 70 marcas y 500 productos, de los cuales el 40 por ciento de su portafolio son bebidas bajas o sin calorías. El objetivo de la compañía para los próximos cinco años es contar con una opción baja o no calórica por cada producto con calorías, dijo el directivo.

Discriminatorio

En sus oficinas ubicadas en Polanco, Francisco Crespo comentó que la compañía no tendrá problema y se acoplará en caso de la aplicación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a alimento y bebidas, pero calificó como discriminatorio, arbitrario y sin ningún fundamento un posible impuesto a los refrescos.

“Lo único que lograría sería lesionar a toda la cadena de valor, los clientes chicos van a sufrir, los proveedores, y toda esa cadena va a sufrir, la verdad no le haría bien a nadie. Hay gente que dice que esa es una buena manera de combatir el sobre obesidad y el sobrepeso, y yo te voy a decir que no”, aseveró.

Incluso, señaló que en caso de aplicarse una medida discriminatoria la empresa podría ajustar sus inversiones en la dirección contraria.

Por último, Crespo afirmó que “México está en muy buen lugar y está llamado a tener un rol de liderazgo dentro de una América Latina. México necesita seguir mejorando y aumentando su productividad, la productividad se mejora con cosas bastante esenciales”, expresó.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 26 de julio de 2013

Entrevista con director general de Coca Cola de México

Miguel Ángel Pallares Gómez

El sistema Coca-Cola en México factura más de 12 mil millones de dólares anuales, de los cuales dos mil 500 millones son márgenes para los detallistas y mil millones de dólares se pagan en concepto de impuestos, reveló Francisco Crespo, presidente de Coca-Cola de México.

En entrevista con EL FINANCIERO, el directivo detalló que la cadena de valor de la empresa refresquera paga más de mil millones de dólares en salarios a sus más de cien mil colaboradores directos y tiene costos de producción que van en el orden de los cinco mil millones de dólares.

El sistema incluye nueve grupos embotelladores y a Jugos del Valle, que cuentan con 68 plantas embotelladoras, 356 centros de distribución y 1.4 millones de puntos de venta.

“En los últimos cinco años, hemos sido capaces de crecer más rápido que la economía y debemos de ser capaces de crecer más rápido que la actividad económica.

“El principal reto para la compañía es crecer y el sistema –con los embotelladores– hemos estado invirtiendo del orden de mil millones de dólares; este año estaremos invirtiendo en ese mismo orden”, abundó Crespo.

México representa doce por ciento de las ventas de Coca-Cola a nivel mundial y es el segundo mercado más importante para la compañía.

La visión de Francisco Crespo al frente del gigante refresquero es convertirse en un ejemplo de clase mundial de capitalismo sustentable. “Es decir, un sistema que genera valor económico para todos los componentes, clientes, proveedores, los que ayudan con sus insumos y para la sociedad”, añadió.

El ejecutivo, quien asumió el cargo en enero de 2013, agregó que si las reformas estructurales “empiezan a liberar a México y lo hacen un país más productivo”, el corporativo a nivel mundial podría revisar su plan de inversión en el país y acelerarlo conforme a las necesidades de crecimiento.

“Nosotros hacemos planes a cinco y a diez años, lo que vamos a tener que hacer es traer más rápido esa inversión, porque sí crecemos más rápido vamos a tener que aumentar la capacidad instalada más rápidamente”, indicó.

Potencial

En cuanto a sus planes relacionados con recientes adquisiciones, Francisco Crespo previó que será en 2014 cuando estará “a toda máquina avanzando” el proceso de expansión de Santa Clara, ya que hasta la primera mitad de este año se realizará un análisis de la situación y en el segundo semestre comenzará el desarrollo del plan.

“Queremos multiplicar por diez a Santa Clara, pero para multiplicar vamos a tener que invertir en capacidad y hacer cosas que tal vez no nos son tan familiares como el desarrollo de las tiendas”, declaró.

Los equipos de frío y la distribución del producto serán dos factores en los que pondrá énfasis la compañía, añadió Crespo y comentó que probablemente explorarán otros canales además de las tiendas para llevar los helados y leche Santa Clara a los consumidores.

Al hablar de Jugo del Valle, el directivo dijo que Coca-Cola ha duplicado el valor de la marca, que factura más de un millón de dólares, y “eso se ha hecho a través de más clientes y poner el producto al alcance de los consumidores mexicanos, además de la innovación, empaques, productos y sabores.

Sobre la marca de café Black, Crespo precisó que han colocado diez mil máquinas en el mercado y dijo que se analizarán otras versiones para que el producto esté disponible al consumidor.

Coca-Coca cuenta con 70 marcas y 500 productos, de los cuales el 40 por ciento de su portafolio son bebidas bajas o sin calorías. El objetivo de la compañía para los próximos cinco años es contar con una opción baja o no calórica por cada producto con calorías, dijo el directivo.

Discriminatorio

En sus oficinas ubicadas en Polanco, Francisco Crespo comentó que la compañía no tendrá problema y se acoplará en caso de la aplicación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a alimento y bebidas, pero calificó como discriminatorio, arbitrario y sin ningún fundamento un posible impuesto a los refrescos.

“Lo único que lograría sería lesionar a toda la cadena de valor, los clientes chicos van a sufrir, los proveedores, y toda esa cadena va a sufrir, la verdad no le haría bien a nadie. Hay gente que dice que esa es una buena manera de combatir el sobre obesidad y el sobrepeso, y yo te voy a decir que no”, aseveró.

Incluso, señaló que en caso de aplicarse una medida discriminatoria la empresa podría ajustar sus inversiones en la dirección contraria.

Por último, Crespo afirmó que “México está en muy buen lugar y está llamado a tener un rol de liderazgo dentro de una América Latina. México necesita seguir mejorando y aumentando su productividad, la productividad se mejora con cosas bastante esenciales”, expresó.