Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrevista con director general de Cri Cri (Gapsol)

Miguel Ángel Pallares Gómez

Gapsol, empresa creada por Francisco Gabilondo Soler “Cri Cri”, entró de forma consistente al mundo del licenciamiento desde el año 2005 –aunque funcionó como marca desde 1970– y a la fecha diez por ciento de sus regalías provienen de este rubro, el cual ha crecido más del 20 por ciento en los primeros nueve meses de este año.
Entrevistado en sus oficinas de la colonia Nápoles, el hijo del afamado cantautor y director general de la empresa, Tiburcio Gabilondo, explicó a EL FINANCIERO que percibieron un declive en el mercado discográfico, por lo que en parte decidieron incursionaron en el licensing.

Agregó que pese a los buenos incrementos en sus ingresos por concesión de marcas, tenían previsto un mayor repunte dentro de sus expectativas. “La crisis de 2008 nos afectó aunque la marca tiene un alto posicionamiento y se le relaciona con la nobleza y la bondad”, apuntó.

La empresa recibe regalías de dos formas: por las regalías generados en cuanto a derechos de autor y por las marcas de sus distintos personajes. Este año, cuenta con cinco licenciatarios, los cuales se encargan de fabricar y distribuir artículos con la imagen del Grillito Cantor, La Patita o el Ratón Vaquero, entre otros.

El empresario consideró que su compañía ha tomado en serio mantenerse vigente dentro del mercado del licensing, y aunque su objetivo primero se dirigió a los grandes corporativos, actualmente su apuesta es por los pequeños y medianos empresarios, así como expandir sus licencias hacia Estados Unidos y Centroamérica.

A la fecha, Gapsol obtiene alrededor de 250 mil dólares al año en regalías, obtenidas en un noventa por ciento por los derechos de autor de las canciones de Gabilondo Soler. La compañía se constituyó un par de semanas después de la muerte del cantautor y actualmente sus cuatro hijos fungen como socios de la empresa.

“Aunque todavía los derechos de autor son algo muy importante para la empresa, estamos enfocándonos a incrementar la parte del licenciamiento, queremos que se vayan equiparando ambos ingresos, diversificar nuestras entradas”, dijo y aclaró que en varias ocasiones las regalías por derechos de autor incluyen en su conjunto el uso de la marca.

Los crecimientos en las regalías por licenciamiento no se vieron reflejados en Gapsol sino hasta dos años después de entrar en ese mercado, recordó Gabilondo. En 2008 los ingresos provenientes de esta área aumentaron cerca de 12 por ciento; en 2009, alrededor de 17 por ciento y en 2010, entre el 20 y 30 por ciento.

El directivo destacó que desde un par de años se integraron a la Asociación mexicana de Promoción y Licenciamiento de Marcas (Promarca) y han participado en la Expo Licenciamiento.

Consideró que el tema del licenciamiento y una buena organización en las empresas familiares son claves en este momento de dificultades económicas. Asimismo, dijo que la marca Cri Cri genera ingresos constantes, a diferencia de otras marcas apoyadas por largometrajes o series de televisión.

“Aunque no tenemos un repunte importante como las caricaturas que salen en películas, nuestra marca ha demostrado su vigencia en el paso del tiempo”, señaló. Gapsol también tiene planes para incursionar en el mundo de los comics con ayuda de sus licenciatarios, sin embargo, la propuesta sigue en fase de análisis.

La empresa ha detectado que los productos más solicitados por los consumidores son la ropa y accesorio con la marca, los cuales representan cerca del 22 por ciento del total de ventas; le siguen por orden descendente los peluches, artículos escolares, mochilas, videojuegos, libros y publicaciones.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 29 de mayo de 2012

Entrevista con director general de Cri Cri (Gapsol)

Miguel Ángel Pallares Gómez

Gapsol, empresa creada por Francisco Gabilondo Soler “Cri Cri”, entró de forma consistente al mundo del licenciamiento desde el año 2005 –aunque funcionó como marca desde 1970– y a la fecha diez por ciento de sus regalías provienen de este rubro, el cual ha crecido más del 20 por ciento en los primeros nueve meses de este año.
Entrevistado en sus oficinas de la colonia Nápoles, el hijo del afamado cantautor y director general de la empresa, Tiburcio Gabilondo, explicó a EL FINANCIERO que percibieron un declive en el mercado discográfico, por lo que en parte decidieron incursionaron en el licensing.

Agregó que pese a los buenos incrementos en sus ingresos por concesión de marcas, tenían previsto un mayor repunte dentro de sus expectativas. “La crisis de 2008 nos afectó aunque la marca tiene un alto posicionamiento y se le relaciona con la nobleza y la bondad”, apuntó.

La empresa recibe regalías de dos formas: por las regalías generados en cuanto a derechos de autor y por las marcas de sus distintos personajes. Este año, cuenta con cinco licenciatarios, los cuales se encargan de fabricar y distribuir artículos con la imagen del Grillito Cantor, La Patita o el Ratón Vaquero, entre otros.

El empresario consideró que su compañía ha tomado en serio mantenerse vigente dentro del mercado del licensing, y aunque su objetivo primero se dirigió a los grandes corporativos, actualmente su apuesta es por los pequeños y medianos empresarios, así como expandir sus licencias hacia Estados Unidos y Centroamérica.

A la fecha, Gapsol obtiene alrededor de 250 mil dólares al año en regalías, obtenidas en un noventa por ciento por los derechos de autor de las canciones de Gabilondo Soler. La compañía se constituyó un par de semanas después de la muerte del cantautor y actualmente sus cuatro hijos fungen como socios de la empresa.

“Aunque todavía los derechos de autor son algo muy importante para la empresa, estamos enfocándonos a incrementar la parte del licenciamiento, queremos que se vayan equiparando ambos ingresos, diversificar nuestras entradas”, dijo y aclaró que en varias ocasiones las regalías por derechos de autor incluyen en su conjunto el uso de la marca.

Los crecimientos en las regalías por licenciamiento no se vieron reflejados en Gapsol sino hasta dos años después de entrar en ese mercado, recordó Gabilondo. En 2008 los ingresos provenientes de esta área aumentaron cerca de 12 por ciento; en 2009, alrededor de 17 por ciento y en 2010, entre el 20 y 30 por ciento.

El directivo destacó que desde un par de años se integraron a la Asociación mexicana de Promoción y Licenciamiento de Marcas (Promarca) y han participado en la Expo Licenciamiento.

Consideró que el tema del licenciamiento y una buena organización en las empresas familiares son claves en este momento de dificultades económicas. Asimismo, dijo que la marca Cri Cri genera ingresos constantes, a diferencia de otras marcas apoyadas por largometrajes o series de televisión.

“Aunque no tenemos un repunte importante como las caricaturas que salen en películas, nuestra marca ha demostrado su vigencia en el paso del tiempo”, señaló. Gapsol también tiene planes para incursionar en el mundo de los comics con ayuda de sus licenciatarios, sin embargo, la propuesta sigue en fase de análisis.

La empresa ha detectado que los productos más solicitados por los consumidores son la ropa y accesorio con la marca, los cuales representan cerca del 22 por ciento del total de ventas; le siguen por orden descendente los peluches, artículos escolares, mochilas, videojuegos, libros y publicaciones.