Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrevista a director general de J.D. Power México

Miguel Ángel Pallares Gómez

J.D. Power, empresa de investigación de mercado especializada en el sector automotriz, lanzará en 2013 tres nuevos estudios sindicados (por iniciativa propia) relacionados con la satisfacción del cliente en México.
La compañía considera que nuestro país se encuentra a mitad del camino en cuanto a la satisfacción de los consumidores por parte de las empresas automotrices, además de que los mexicanos mantienen como una prioridad el diseño del vehículo para su decisión de compra, entre otras características.

Luego de abrir sus primeras oficinas en nuestro país en 2011, J.D. Power actualmente realiza el Estudio de Satisfacción de Propiedad de Vehículos (MVOSS, por sus siglas en inglés), el cual incluye cuatro diferentes áreas: calidad, costo de la propiedad, atractivo del vehículo y costos de servicio y mantenimiento.

Para el próximo año, la compañía se enfocará en realizar estudios sindicados independientes para conocer la calidad de los vehículos, otro para calificar el costo del vehículo y uno más para evaluar el costo propiedad de la unidad.
El MVOSS 2011 en México se basó en las respuestas de más de seis mil propietarios de vehículos modelos 2009 y 2010 que han comprado sus vehículos entre octubre de 2008 y septiembre de 2010.
En entrevista Gerardo Gómez, director general de J.D. Power, explicó que la satisfacción del cliente tiene relación directa con la compra de un vehículo, así como la lealtad de una persona al renovar su auto o recomendar la marca.
Reveló que los consumidores mexicanos tienen entre sus principales demandas para la compra de un vehículo el diseño de la unidad, por encima del costo de su mantenimiento, mientras que en otros países como Brasil esas prioridades se encuentran invertidas.
“En México todavía se compra un auto si te gusta mucho, han puesto mucho énfasis en la calidad del productos, pero las demandas de los clientes van evolucionando”, agregó.
Manifestó que nuestro país tiene un potencial importante para conocer los deseos o requerimientos de los clientes en todos los sectores, a diferencia de países como Estados Unidos, donde esta cultura se ha desarrollado desde hace varios años.
Por otra parte, opinó que los consumidores mexicanos actualmente responden las encuestas de forma muy positiva, no siendo rigurosos con los distribuidores o las compañías automotrices al momento de dar su opinión en los estudios.
A nivel global, las empresas han mostrado un interés por sus clientes, pero en nuestro país el consumidor apenas está sintiendo la fuerza de hacer sentir sus intereses frente a las principales marcas en el mercado, dijo.
Señaló que en México las empresas del sector automotriz viven el día a día, sin poner especial atención en la correlación que existe en la retroalimentación con sus clientes y la venta de vehículos.
“La razón de un negocio es generar ingresos y rentabilidad, pero al no conocer las necesidades de los consumidores se pierde eficiencia y a la vez rentabilidad. No van a tener eficiencia para competir en el mercado”, aseveró.
La recomendación del directivo se basa en no sobreponer los gustos e intereses de las armadoras de vehículos, sobre los intereses de los clientes, ya que sus ventas disminuirán en caso de hacer lo contrario. “No se debe poner sólo en papel que el cliente es lo más importante, se debe demostrar”, apuntó.
A la fecha, J.D. Power de México es la segunda oficina en la región Latinoamérica, ya que en 2010 la compañía instaló sus oficinas en Brasil. Desde nuestro país atiende a mercados de Centro y Sudamérica, según la demanda de sus propios clientes.
La consultora proporciona además de los estudios sindicados o no patrocinados, una serie de análisis a petición de las compañías de diferentes sectores, aunque se ha especializado en el mercado de vehículos desde su surgimiento.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 13 de marzo de 2012

Entrevista a director general de J.D. Power México

Miguel Ángel Pallares Gómez

J.D. Power, empresa de investigación de mercado especializada en el sector automotriz, lanzará en 2013 tres nuevos estudios sindicados (por iniciativa propia) relacionados con la satisfacción del cliente en México.
La compañía considera que nuestro país se encuentra a mitad del camino en cuanto a la satisfacción de los consumidores por parte de las empresas automotrices, además de que los mexicanos mantienen como una prioridad el diseño del vehículo para su decisión de compra, entre otras características.

Luego de abrir sus primeras oficinas en nuestro país en 2011, J.D. Power actualmente realiza el Estudio de Satisfacción de Propiedad de Vehículos (MVOSS, por sus siglas en inglés), el cual incluye cuatro diferentes áreas: calidad, costo de la propiedad, atractivo del vehículo y costos de servicio y mantenimiento.

Para el próximo año, la compañía se enfocará en realizar estudios sindicados independientes para conocer la calidad de los vehículos, otro para calificar el costo del vehículo y uno más para evaluar el costo propiedad de la unidad.
El MVOSS 2011 en México se basó en las respuestas de más de seis mil propietarios de vehículos modelos 2009 y 2010 que han comprado sus vehículos entre octubre de 2008 y septiembre de 2010.
En entrevista Gerardo Gómez, director general de J.D. Power, explicó que la satisfacción del cliente tiene relación directa con la compra de un vehículo, así como la lealtad de una persona al renovar su auto o recomendar la marca.
Reveló que los consumidores mexicanos tienen entre sus principales demandas para la compra de un vehículo el diseño de la unidad, por encima del costo de su mantenimiento, mientras que en otros países como Brasil esas prioridades se encuentran invertidas.
“En México todavía se compra un auto si te gusta mucho, han puesto mucho énfasis en la calidad del productos, pero las demandas de los clientes van evolucionando”, agregó.
Manifestó que nuestro país tiene un potencial importante para conocer los deseos o requerimientos de los clientes en todos los sectores, a diferencia de países como Estados Unidos, donde esta cultura se ha desarrollado desde hace varios años.
Por otra parte, opinó que los consumidores mexicanos actualmente responden las encuestas de forma muy positiva, no siendo rigurosos con los distribuidores o las compañías automotrices al momento de dar su opinión en los estudios.
A nivel global, las empresas han mostrado un interés por sus clientes, pero en nuestro país el consumidor apenas está sintiendo la fuerza de hacer sentir sus intereses frente a las principales marcas en el mercado, dijo.
Señaló que en México las empresas del sector automotriz viven el día a día, sin poner especial atención en la correlación que existe en la retroalimentación con sus clientes y la venta de vehículos.
“La razón de un negocio es generar ingresos y rentabilidad, pero al no conocer las necesidades de los consumidores se pierde eficiencia y a la vez rentabilidad. No van a tener eficiencia para competir en el mercado”, aseveró.
La recomendación del directivo se basa en no sobreponer los gustos e intereses de las armadoras de vehículos, sobre los intereses de los clientes, ya que sus ventas disminuirán en caso de hacer lo contrario. “No se debe poner sólo en papel que el cliente es lo más importante, se debe demostrar”, apuntó.
A la fecha, J.D. Power de México es la segunda oficina en la región Latinoamérica, ya que en 2010 la compañía instaló sus oficinas en Brasil. Desde nuestro país atiende a mercados de Centro y Sudamérica, según la demanda de sus propios clientes.
La consultora proporciona además de los estudios sindicados o no patrocinados, una serie de análisis a petición de las compañías de diferentes sectores, aunque se ha especializado en el mercado de vehículos desde su surgimiento.