Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrevista al presidente de la Diprofar

Miguel Ángel Pallares Gómez

Los asaltos a distribuidores de medicamentos han crecido entre 50 y 55 por ciento de enero de 2008 a junio de 2011; actualmente cada tercer día se comete un asalto contra choferes que transportan fármacos en todo el país.
De acuerdo con el presidente de la Asociación de Distribuidores Farmacéuticos de la República Mexicana (Diprofar), Tomás Rodríguez Weber, el año pasado se cometieron alrededor de 130 robos a estas unidades, sin embargo, en los primeros seis meses de este año ya se habían registrado 90.
 La cifra de ilícitos es pequeña respecto al número de operaciones que el sector hace en un día, pero crece. Tomando en cuenta el aumento de la actividad delictiva, el directivo previo que la cifra total de hurtos al terminar este año sea superior a la de 2010.


"El problema es que cada año las cifras de asaltos a camionetas repartidoras se han incrementado en las ciudades y en carreteras", señaló.

Explicó que hay zonas bien definidas donde se localizan la mayor parte de los robos: "el estado con el más alto número de asaltos es Michoacán, en conjunto con Jalisco y Guadalajara, que representan una tercera parte de todos los asaltos cometidos en el país", indicó.

Otra parte importante de los robos se registra en el Estado de México, Distrito Federal, Nuevo León y Puebla, detalló el directivo.

En el mercado mexicano hay 12 mil medicamentos o presentaciones distintas; existen cerca de 350 proveedores de productos farmacéuticos y de cuidado para la salud, de los cuales 200 son laboratorios registrados ante la Canifarma, 50 no agremiados, y el resto son proveedores de productos para el cuidado de la salud.

A diario en el país se surten más de 20 mil farmacias, explicó Rodríguez Weber. Parte del medicamento robado llega a mercados informales, añadió. "Los asaltantes tienen diferentes formas de operar, en algunos casos los delincuentes se les emparejan a los choferes y los intimidan con una pistola, en otros casos lo hacen cuando están entregando la mercancía", abundó.

"Bandas organizadas" 

Explicó que en el Distrito Federal las zonas más inseguras son las colindantes con el Estado de México, como Iztapalapa, y resaltó que la zona oriente de la capital es una de las más inseguras por la alta comisión de delitos en contra de transportistas.

Refirió que se trata de "bandas organizadas", y ante ese problema las empresas han optado por incrementar sus inversiones tanto en sistemas de seguridad como en guardias de seguridad privada. "Todas.las empresas durante los últimos años han tenido que incrementar sustancialmente sus inversiones en seguridad, ya sea. con sistemas de protección o custodios", señaló.

A lo largo de todo el país hay 58 centros de distribución de medicamentos y el número de vehículos que diariamente hacen entregas a las farmacias ascienden a cerca de dos mil 300. Tomás Rodríguez agregó que del total de hurtos, sólo en uno y 2 por ciento de los casos se logra detener a delincuentes. Resaltó que los distribuidores sólo pueden tomar medidas preventivas y en las autoridades recae la responsabilidad de detener y dar seguimiento a los atracos.

El presidente de Diprofar ha tenido pláticas con la Policía Federal Preventiva (PFP), con procuradurías de varios estados y autoridades sanitarias en busca de una solución para el problema, sin embargo, dijo, "hay disposición, pero no resultados".

"El problemo es que cada año las cifras de asaltos a camionetas repartidoras se han incrementado". En el país, el número de vehículos que diariamente hacen entregas a las farmacias asciende a cerca de dos mil 300
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 25 de noviembre de 2011

Entrevista al presidente de la Diprofar

Miguel Ángel Pallares Gómez

Los asaltos a distribuidores de medicamentos han crecido entre 50 y 55 por ciento de enero de 2008 a junio de 2011; actualmente cada tercer día se comete un asalto contra choferes que transportan fármacos en todo el país.
De acuerdo con el presidente de la Asociación de Distribuidores Farmacéuticos de la República Mexicana (Diprofar), Tomás Rodríguez Weber, el año pasado se cometieron alrededor de 130 robos a estas unidades, sin embargo, en los primeros seis meses de este año ya se habían registrado 90.
 La cifra de ilícitos es pequeña respecto al número de operaciones que el sector hace en un día, pero crece. Tomando en cuenta el aumento de la actividad delictiva, el directivo previo que la cifra total de hurtos al terminar este año sea superior a la de 2010.


"El problema es que cada año las cifras de asaltos a camionetas repartidoras se han incrementado en las ciudades y en carreteras", señaló.

Explicó que hay zonas bien definidas donde se localizan la mayor parte de los robos: "el estado con el más alto número de asaltos es Michoacán, en conjunto con Jalisco y Guadalajara, que representan una tercera parte de todos los asaltos cometidos en el país", indicó.

Otra parte importante de los robos se registra en el Estado de México, Distrito Federal, Nuevo León y Puebla, detalló el directivo.

En el mercado mexicano hay 12 mil medicamentos o presentaciones distintas; existen cerca de 350 proveedores de productos farmacéuticos y de cuidado para la salud, de los cuales 200 son laboratorios registrados ante la Canifarma, 50 no agremiados, y el resto son proveedores de productos para el cuidado de la salud.

A diario en el país se surten más de 20 mil farmacias, explicó Rodríguez Weber. Parte del medicamento robado llega a mercados informales, añadió. "Los asaltantes tienen diferentes formas de operar, en algunos casos los delincuentes se les emparejan a los choferes y los intimidan con una pistola, en otros casos lo hacen cuando están entregando la mercancía", abundó.

"Bandas organizadas" 

Explicó que en el Distrito Federal las zonas más inseguras son las colindantes con el Estado de México, como Iztapalapa, y resaltó que la zona oriente de la capital es una de las más inseguras por la alta comisión de delitos en contra de transportistas.

Refirió que se trata de "bandas organizadas", y ante ese problema las empresas han optado por incrementar sus inversiones tanto en sistemas de seguridad como en guardias de seguridad privada. "Todas.las empresas durante los últimos años han tenido que incrementar sustancialmente sus inversiones en seguridad, ya sea. con sistemas de protección o custodios", señaló.

A lo largo de todo el país hay 58 centros de distribución de medicamentos y el número de vehículos que diariamente hacen entregas a las farmacias ascienden a cerca de dos mil 300. Tomás Rodríguez agregó que del total de hurtos, sólo en uno y 2 por ciento de los casos se logra detener a delincuentes. Resaltó que los distribuidores sólo pueden tomar medidas preventivas y en las autoridades recae la responsabilidad de detener y dar seguimiento a los atracos.

El presidente de Diprofar ha tenido pláticas con la Policía Federal Preventiva (PFP), con procuradurías de varios estados y autoridades sanitarias en busca de una solución para el problema, sin embargo, dijo, "hay disposición, pero no resultados".

"El problemo es que cada año las cifras de asaltos a camionetas repartidoras se han incrementado". En el país, el número de vehículos que diariamente hacen entregas a las farmacias asciende a cerca de dos mil 300